Tus viajes te pueden aportar grandes vivencias, deja tú también una huella positiva practicando el ecoturismo

20 de marzo de 2019

Cultura, gastronomía, viajes en familia… en el B-Travel, la feria de turismo de Barcelona que se celebra del 22 al 24 de marzo, puedes encontrar el viaje que más se ajusta a tus preferencias.

Fotografía de mumusu en Pixabay.com

Estamos a marzo, y si este año estás pensando en hacer un buen viajecito en verano, ya va siendo hora de que empieces a planear todos los detalles para que no le falte nada a tu aventura.

El lugar perfecto para esta preparación puede ser el B-Travel, la feria de turismo que se celebra en Barcelona del 22 al 24 de marzo en el recinto ferial de Plaça España, en Barcelona. Un lugar donde encontrarás una gran cantidad de ofertas para hacerte un viaje a medida.

Lo que nosotros te planteamos es que dentro de este viaje perfecto no olvides el ecoturismo. Viajar con responsabilidad, intentado dejar tu huella positiva en el lugar, te va a permitir interaccionar mucho más con las personas y la naturaleza del lugar que visites. Lo que seguramente hará de tu viaje una experiencia única.

Viaja a este lugar tan especial para ti, descúbrelo en todo su esplendor y cuídalo para que la siguiente persona tenga una experiencia tan vital como la tuya 🙂

Las claves del ecoturismo

Aunque nos parezca que ya ha pasado una eternidad desde que estuvimos de vacaciones, seguramente hará poco más de un mes, el tiempo suficiente para alejarnos de nuestras experiencias y analizar críticamente nuestro viaje.

by Diogo Tavares

by Diogo Tavares

Para este análisis nos puede ayudar la definición y los siete principios de los que parte la Sociedad Internacional del Ecoturismo y es que el Ecoturismo no es otra cosa que “un viaje responsable a áreas naturales que conservan el ambiente y mejoran el bienestar de la población local”. Para ello debemos:

1. Minimizar los impactos negativos, para el ambiente y la comunidad, que genera la actividad:

Obviamente, en este apartado no podemos dejar de hacer hincapié en el tipo de transporte utilizado. Nosotros, cómo no, nos decantamos por la bicicleta rápida, eficiente y sin contaminación, siempre respetando la normativa de cada ciudad.

2. Construir respeto y conciencia ambiental y cultural:

Y una forma interesante de hacerlo es moverse al máximo por la ciudad para conocer su historia, su arte y su cultura, además de sus alrededores, sobre todo si estos son una fuente de naturaleza, dejando siempre la mínima huella física de nuestra visita.

3. Ofrecer experiencias positivas tanto para los visitantes como para los anfitriones:

Conocer gente local con la que compartir experiencias siempre hará mucho más rico nuestro viaje. Para ello, casi siempre basta con ser respetuoso y amigable.

4. Ofrecer beneficios financieros directos para la conservación:

Colaborando, siempre que nos sea posible, con esos lugares que nos gusta tanto visitar.

5. Proveer beneficios financieros y participación real para la población local:

Acudir a comercios y servicios locales nos acercará mucho más a la gente del lugar y a la forma en la que conviven. Así que ¿Para qué acudir a los mismos comercios que seguro también se encuentran en nuestra ciudad?

6. Aumentar la sensibilidad de los turistas hacia el país anfitrión en su clima político, cultural y social:

El contexto del presente nos dirá mucho del lugar y las personas que estamos conociendo.

7. Apoyar los derechos universales y las leyes laborales.

Algo tan básico con lo que seguramente también intentamos cumplir en nuestro día a día.

Así que ahora toca preguntarse ¿Con cuántos puntos hemos cumplido estas vacaciones? Y así, intentado mejorar cada uno de ellos, nuestras próximas vacaciones ¡serán de 10!