Consejos para soportar mejor el frío cuando vamos en bicicleta por la ciudad

14 de noviembre de 2017

Esta semana de frío en Barcelona nos ha llevado a recordar algunos consejos para seguir pedaleando también en invierno.

Fotografía de Ben Kerckx

Ya hace una semana que en Barcelona se ha notado una bajada significativa en las temperaturas, aunque el clima de esta ciudad suele mantenerse dentro de unos límites más que confortables.

De todas maneras, si queremos seguir pedaleando también en invierno es importante centrarnos sobre todo en la ropa para evitar resfriados innecesarios. Aunque haciendo ejercicio rápidamente entramos en calor, para evitar cambios drásticos nos irá muy bien utilizar alguna prenda cercana al cuerpo que sea de algodón o de algún material que transpire y sea cómodo. Por encima, para evitar el viento y, si es necesario, el agua, os aconsejamos que utilicéis algún abrigo de nylon. Si llevamos varias capas y una mochila, podemos ir adaptando nuestra vestimenta al calor corporal durante nuestro recorrido.

Otra parte del cuerpo muy importante que debemos tener en cuenta son las manos. Unos guantes nos irán perfectos para evitar que la piel de nuestras manos acabe cortada por el frío. También es importante mantener la temperatura de los pies, así que mejor si utilizas unos calcetines cómodos y calientes.

La cabeza, si utilizas casco, que es lo más recomendable, no sufrirás por ella.

Aunque sea invierno, recuerda que sigue siendo importante beber agua e hidratarse bien.

Y, por último, pero no menos importante, recuerda siempre las luces delanteras y traseras. En Barcelona son obligatorias y más en invierno que anochece más temprano y son esenciales para tu seguridad.

Que no te pare nada ¡Sigue pedaleando!

Por fin se acercan las lluvias a Barcelona ¿estás preparado para seguir pedaleando?

17 de octubre de 2017

Estos meses de otoño no están siendo tan lluviosos como de costumbre y, aunque algunos seguro que aprecian la comodidad que esto comporta a la hora de ir en bicicleta, debemos ser conscientes de la importancia de la lluvia en la ciudad.

Fotografía de Liv Bruce

La lluvia es un elemento imprescindible para la vida y en concreto, en la ciudad, es un elemento clave para la limpieza de la contaminación que se acumula. Si eres una persona que pedalea a diario por las calles de Barcelona, es muy importante para tu salud el hecho de respirar un ambiente más limpio. Así que, cuando lleguen las lluvias de otoño lo mejor que podemos hacer es esperarlas con ganas y preparad@s.

Recuerda llevar el equipamiento adecuado, ropa impermeable, un calzado que aguante bien la lluvia y todos los elementos que te hagan más visible, sobre todo para los vehículos a motor: reflectantes en la ropa, las luces de adelante y a atrás de la bici.  Un guardabarros en la parte trasera de la bici también nos ahorrara llegar con la espalda llena de suciedad.

Pon tu bicicleta a punto, afloja un poco la presión de las ruedas para mejorar la adhesión a la calzada (no te pases, o correrás el peligro de un pinchazo) y comprueba que los dibujos están bien marcados. También es importante mantener la cadena limpia y lubricada. Y, sobre todo, (con lluvia o sin lluvia) comprueba que tus frenos responden rápido.

Los días de lluvia son los claves para demostrar nuestras habilidades con la bicicleta. Hablamos de reforzar tu concentración en la carretera. Frenar antes de una curva y tomarla lentamente; dejar una distancia de seguridad con los demás vehículos; evitar los charcos, las señalizaciones pintadas en la carretera y las marcas multicolor que aparecen en la calzada (son aceite de los coches).

Con estas precauciones llegarás seco y feliz a tu destino 😉