Naturaleza para conseguir un poco de tranquilidad

10 de noviembre de 2017

Fotografía de Iris von Lienen

Barcelona, aunque es una gran ciudad y como tal está altamente edificada, también cuenta con espacios naturales importantes que nos permiten desconectar de la locura frenética de la ciudad por unas horas. Descubre cuáles son y acércate en bicicleta.

Los parques y jardines

Los hay de todos los gustos. A nosotros nos encanta el Parc de la Ciutadella, por donde te puedes pasear en bicicleta o andando. Aunque es un espacio muy transitado, ya que es bastante céntrico y en su interior se encuentra el Parlament de Catalunya.

Por eso, si te interesa algo más de tranquilidad, te puedes acercar pedaleando a otras propuestas: los jardines de Laribal. Estos jardines se encuentran en el distrito de Sants-Montjuïc, más alejados del centro, pero con perfecto acceso con bicicleta. El parque se compone por una serie de terrazas unidas por caminos y escaleras inundadas de la vegetación que nos ayudará a respirar algo de paz. No te pierdas la famosa Font del Gat y descubre su leyenda si no lo has hecho ya.

En, prácticamente, la otra punta de Barcelona, tenemos el Laberinto de Horta. Si el estrés no te deja pensar, piérdete en la sabiduría del parque más antiguo de Barcelona. Desconectar, a veces, es la mejor manera de buscar las respuestas.

Parque natural de Collserola

Para los más valientes con la bicicleta, el parque natural de Collserola, que protege Barcelona, puede ser la mejor opción. Tómate todo el día para pedalear por esta montaña. Para a descansar en sus zonas de picnic para comer algo y, en general, disfruta de esta joya tan cercana a casa.

*Recuerda: siempre hay que respetar el medioambiente y circular con la bicicleta por las zonas señalizadas. No somos los únicos que necesitamos estos espacios para desconectar, que la siguiente persona encuentre el parque igual o mejor.

Pedaleando por los parques y jardines de Barcelona, las zonas verdes que no te puedes perder

4 de julio de 2017

Barcelona, ciudad de mar y montaña, cuida sus pulmones verdes y los convierte en los lugares perfectos para pasear y refrescarse en verano.

Para nosotros el nº1 es el Parc de la Ciutadella, ¿por qué? Porque es perfectamente accesible en bicicleta y eso lo convierte en uno de nuestros espacios preferidos de Barcelona. Más de 17 hectáreas por las que pasear, curiosear, parar a descansar e incluso remar, ya que el parque viene con un pequeño lago y todo.

Aunque si lo que realmente nos apetece es alejarnos un poco de la ciudad hay dos parques más muy especiales para nosotros. Por un lado, tenemos los jardines de Laribal, situados en el distrito de Sants-Montjuïc, a los que podemos llegar en bicicleta, aunque la tendremos que dejar aparcada en la entrada. Allí podremos disfrutar de una gran vegetación y de diversos estanques y cascadas. Además, no podemos dejar de visitar la famosa Font del Gat y conocer su leyenda. Y, por el otro lado, tenemos el Laberinto de Horta, en el distrito de Horta-Guinardó. Éste es el parque más antiguo de la ciudad, pero preserva una gran belleza en su vegetación, los riachuelos y estatuas de personajes mitológicos.

Próximamente, la ciudad contará con un nuevo pulmón verde, el de las Glòries. El Ayuntamiento de Barcelona ya ha presentado el proyecto de lo que será un gran parque que dará vida a este extremo que hasta ahora, había sido un punto gris en la ciudad.

En bicicleta por el Parque de la Ciutadella de Barcelona

Uno de nuestros lugares preferidos en el que encontraremos todas las facilidades para circular en bicicleta.

Parlament-de-CatalunyaHace unas semanas os prometimos un artículo dedicado al increíble Parque de la Ciutadella de Barcelona y en BornBike cumplimos con nuestras promesas. Aunque ya hemos hablado de este y de otros parques de la ciudad, queremos dedicarle un espacio especial, porque el Parque de la Ciutadella es uno de los espacios perfectos para visitar, divertirse, descansar y sobre todo, para circular con nuestra bicicleta.

Su misma situación ya lo hace especial, ya que ocupa toda la parte central del triángulo formado por la Estación de Francia, Arco de Triunfo y Puerto Olímpico, lugares que no debes dejar de visitar si te encuentras por esta zona.

Aunque a lo largo de su historia tuviera una época oscura, debido a que en el siglo XVIII fue la fortaleza de la Ciutadella que ordenó construir Felipe V para dominar la ciudad después de la Guerra de Sucesión, para la Exposición Universal de 1888 fue reconstruida por el arquitecto  Josep Fontserè i Mestre. Como resultado tenemos este gran parque visitado por millones de personas cada año.

Es importante conocer estos y muchos otros datos sobre su historia porque cuando paseemos por sus sinuosos caminos nos iremos encontrando con piezas tan únicas como: la Cascada monumental; el Quiosco de Música; El Mamut; El Lago (dónde podremos darnos una vuelta en barca); la Iglesia de la Ciutadella, La Estatua del General Prim; la Dama del Paraguas; el Umbráculo y el Invernadero; el Museo Martorell de geología; el Castillo de los Tres Dragones; o incluso el mismo Parlament de Catalunya, con la estatua del Desconsuelo justo en frente. Si no conocemos su historia no disfrutaremos tanto de estas joyas que hacen único este parque.

Así que guárdate una mañana de tu estancia en Barcelona y arranca a pedalear por los caminos de Ciutadella, deteniéndote en cada una de las paradas marcadas y cuando ya lo tengas todo recorrido, busca algún rinconcito tranquilo en la zona de picnic y descansa un ratito comiendo algún aperitivo.  Sin duda una de las mejores mañanas que puedes aprovechar en Barcelona y a la tarde, cuando ya no pique tanto el sol, puedes ir a refrescarte a la playa. Te queda muy cerca, y más en bicicleta.

born bike tours - Barcelona - Ciutadella