¿Qué tenemos en cuenta en Born Bike Tours Barcelona para escoger una buena bicicleta de ciudad?

6 de agosto de 2018

Una de las preguntas más comunes para quienes apenas se inician en el ciclismo urbano es: “¿qué tipo de bicicleta es mejor para la ciudad?”. Pues para nosotr@s, es importante elegir un modelo que facilite la convivencia en el tráfico de la ciudad y que, por lo tanto, sea lo más seguro posible.

1. Que sea fácil de arrancar y de detener

Al formar parte del tráfico de la ciudad debe ser fácil poner los pies en el suelo para esperar un cambio de semáforo.

2. Que disponga de una buena aceleración

Esto es importante para poner la bicicleta en movimiento, cruzar una intersección o realizar algún cambio de carriles.

3. Que sea fácil de ver

Es importante mantenerse visible a los otros usuarios. Para este fin, se debe disponer de buenas luces frontales y traseras.

4. Que permita ver el tráfico a tu alrededor

En cuanto más erguida va el ciclista, más fácil es ver lo que sucede a su alrededor.

5. Que sea fácil de controlar con una mano

Tener en cuenta que las señales manuales son extremadamente importantes para mantener una comunicación con conductores y otros ciclistas.

6. Que disponga de un rango de velocidades adecuado

La diversidad de velocidades depende de la topografía de tu ciudad y de la distancia que recorras. Más importante que el número de velocidades es el rango del que se disponga. Si hay muchos pendientes en tu ciudad, necesitas un rango de velocidades bajo. Pasa todo lo contrario en una ciudad plana.

7. Que sea eficiente

La suspensión trasera y las llantas comunes en bicicleta de montaña no se recomiendan para una bicicleta de ciudad. Aunque esto sea útil para la montaña, la suspensión (en especial la trasera) absorbe parte de la energía que aplicamos al pedal. Si tienes la intención de utilizar tu bici de montaña en la ciudad se deben hacer algunas modificaciones.

Tal como ya dijimos, hay una gran variedad de bicicletas. Es importante que la bici te guste, sea de talla adecuada y que sea según tus necesidades.

Ahora que ya conoces algunos secretitos sobre nuestras bicicletas, ¡a pedalear!

Ya estamos de vuelta al otoño y no queremos que dejes de pedalear por la ciudad

11 de octubre de 2016

Fotografía de Lauren Ellis

Aunque las lluvias pueden ser algo molestas, la temperatura que nos trae el otoño es perfecta para circular en bicicleta y aprovechar los fines de semana para hacer algunas salidas. Sólo hace falta que sigas algunos consejos de seguridad que no queremos dejar de recordarte.

Siempre debes ser una persona preparada

Llevar contigo un chubasquero cómodo (hay algunos que puedes ponerte por encima de los pantalones) y un buen calzado es imprescindible para circular en bicicleta, en particular, y para cualquier ocasión en que te pille el chaparrón de sorpresa. Así que guárdalos en una mochila cómoda para llevarlos a todas partes.

Acentúa la atención en las normas de seguridad

Cuando llueve desde dentro de los coches se suele perder visión, por eso es aún más importante llevar las luces delante y detrás de la bicicleta, acentuar tus señalizaciones y asegurarte siempre que los otros conductores están pendientes de tu próxima maniobra. Aunque parezcan muchas molestias, si vas en coche u otro vehículo, seguramente, tendrás los mismos problemas.

Y ¡por supuesto! No te dejes el casco en casa.

Fotografía de Briana Blum

Mejora al máximo tu adhesión a la carretera, ¡Que no te resbales!

Cuando llueve es la única ocasión en que podemos rebajar un poco la presión de nuestras ruedas (no te pases o puede que sufras un pinchazo). También es importante recordar que pasos de cebra y otras señalizaciones pintadas en la calzada pueden resultar peligrosamente resbaladizas, así que evita pasar por encima con tus ruedas y si lo haces que sea a poca velocidad. El aceite que pierden los coches sobre la calzada también es peligroso. Cuando llueve es fácil identificarlo, son las marcas multicolor que aparecen en el suelo.

Como os podéis imaginar, tampoco es muy aconsejable pasar por zonas con barro si no queréis llegar a la reunión de la primera hora de la mañana con toda la espalda decorada.

Si tienes estos tres consejos en mente ya puedes disfrutar de una de las mejores épocas para hacer deporte o para ir de un lado a otro evitando llegar sudado y como un tomate.

¡Disfruta del otoño en Barcelona o en cualquier otra ciudad!

La importancia de circular en bicicleta por el futuro de Barcelona

city, bike

2 de mayo de 2016

Una gran ciudad con más de 1.600.000 personas que comparten las calles con una gran densidad de turismo, un hecho que convierte Barcelona en un espacio muy complejo desde distintas perspectivas, entre ellas, la movilidad y el medio ambiente.

Barcelona es una gran ciudad en constante movimiento que va adaptándose a los nuevos tiempos. Cada vez más, se habla de la importancia de mejorar la movilidad de sus calles para una mejor convivencia entre peatones, vehículos motorizados y bicicletas. Se trabaja desde políticas municipales, como la ampliación de la red de carril bici, o desde debates ciudadanos donde se ponen sobre la mesa todos los temas incómodos sobre seguridad viaria.

Poco a poco, este trabajo se va transformando en una mayor sensibilidad sobre todo por parte de la población, que cada vez confía más en la bicicleta como medio de transporte más rápido, económico y, muy importante, no contaminante.

La ecología que envuelve todo el mundo de la bicicleta es clave para el futuro de las ciudades y por eso no dejan de desarrollarse con iniciativas como la de Muzzicycles, bicicletas con un cuadro fabricado a partir del reciclaje de materiales PET (materiales con los que se fabrican las botellas de plástico). Una innovación 100% ecológica con un diseño muy cómodo.

Es muy importante que si ya nos movemos pedaleando nos eduquemos y sensibilicemos en la cultura de la buena convivencia dentro de los espacios de circulación viaria. Y si todavía no lo hacemos, partamos desde este mismo punto.

2 consejos básicos para circular de forma segura en bicicleta por Barcelona

Si te gusta moverte por Barcelona en bicicleta como a nosotros, debes tener en cuenta 2 puntos muy básicos para evitar algunas situaciones de riesgo.

1. Mantén tu bicicleta a punto

El mantenimiento de tu bicicleta, sobre todo si pedaleas todos los días, es muy importante para tu seguridad y mucho más sencillo que el de un vehículo de motor, así que no tienes excusa para revisarla tú mismo siempre que convenga. Es importante mantenerla limpia y engrasada, además de comprobar que los frenos funcionan correctamente. Los neumáticos deben estar bien marcados. Si están muy gastados pierden adherencia a la carretera y esto puede ser peligroso, sobre todo si llueve.

Estos son algunos de los puntos más importantes a tener en cuenta. Poco a poco, irás  conociendo más tu bicicleta, aunque al principio, si tenemos que montar y desmontar algo es mejor que apuntemos o incluso fotografiemos los pasos. Si aún no estás muy seguro de tus dotes como mecánico, acude siempre a un profesional.

2. Ten en cuenta la ordenanza de tu ciudad a la hora de circular

Ten muy en cuenta que las ordenanzas sobre circulación con bicicleta pueden variar según la ciudad en la que nos encontramos. Esto es muy importante si no queremos llevarnos alguna multa, pero también para evitar peligros que nos pueden afectar a nosotros y a los demás (sobre todo a los peatones). Algo muy básico sobre Barcelona es que siempre que sea posible circulemos por el carril bicicleta. Podemos circular por la acera si no nos queda ninguno cerca y la circulación por la carretera es peligrosa, pero ésta debe superar los 5 metros y no deben haber demasiados peatones en ella. Si no se dan estas características es mejor que bajemos de la bicicleta y caminemos. Podemos circular en las calles de 30km/h. Veremos que están debidamente señalizadas y siempre es mejor que circulemos por el centro de éstas para hacernos más visibles a los vehículos de motor.

El casco, el timbre y la luz son elementos que, aunque no todos sean obligatorios, siempre nos evitarán situaciones de riesgo.

Si sigues estos dos sencillos consejos evitarás ponerte en riesgo y podrás seguir disfrutando de tu bicicleta.