¿Vas a pasar el fin de semana en Barcelona?

30 de octubre de 2019

No olvides que entre el jueves y el viernes se celebra la ‘Castanyada’.

Fotografía de Jacqueline Macou en Pixabay

La ‘Castanyada’ es una fiesta popular que se celebra en Catalunya la vigilia de Todos los Santos. Está relacionada con la colecta del fruto que le da nombre, las castañas, y con el otoño. Por eso, desde hace semanas, ya se puede disfrutar de esta celebración comprando unas castañas tostadas en las paradas que se sitúan en diversas calles de la ciudad. 

¿Y cuál es una de las cosas más importantes que suelen acompañar a esta celebración popular? La gastronomía. Panallets, castañas tostadas, boniatos, fruta confitada… acompañado -sólo para adultos y bajo un consumo responsable- de la bebida típica, el moscatel. 

Una comilona digna para disfrutarla con familia y amigos. 

Y para que no decaiga la fiesta, hay que cantar la famosa canción de ‘La Castanyera’: 

Quan ve el temps de menjar castanyes

 la castanyera, la castanyera, 

ven castanyes de la muntanya, 

a la plaça de la ciutat; 

la camisa li va petita, 

la faldilla li fa campana, 

les sabates li fan cloc-cloc 

i en ballar sempre gira així.

 

Cuando es el tiempo de las castañas, 

la castañera, la castañera, 

vende castañas de la montaña, 

en la plaza de la ciudad; 

la camisa le va pequeña, 

la faldita le hace campana, 

los zapatos le hacen clon-clon 

y al bailar siempre gira así.

Vive la Castañada en Barcelona

Aunque en estas fechas es muy conocida la festividad de Halloween, en Barcelona y parte de España, tenemos nuestra propia tradición para la milenaria fiesta del Día de Todos los Santos: la Castañada.

Dentro de nuestro turismo local, no puedes perder la oportunidad de celebrar una fiesta tan emblemática, que además de cultura e historia popular, incluye un elemento muy importante: la gastronomía.

Parada de torrar castanyes davant la font del Pla de la Boqueria, a la Rambla de Barcelona. Fotografia de l’Enric ‘Enfo’.

Parada de torrar castañas en frente de la fuente del Pla de la Boqueria, Rambla de Barcelona. Fotografía de l’Enric ‘Enfo’.

Además de las paradas de Castañeras que se pueden encontrar en algunas calles, donde comprar este fruto envuelto en papel de diario, recién sacado del fuego y aún humeante, también encontraremos, en la mayoría de aparadores, los llamados panellets (pequeños pastelitos de distintos gustos con una base de azúcar, huevo, avellana y patata o boniato). Ambos alimentos se pueden acompañar de fruta confitada, boniatos asados y para los adultos, esto siempre con moderación y si no tenemos que desplazarnos, una copita de moscatel.

La historia de la tradición es algo incierta, pero la popularidad de estas deliciosas comidas asegura su futuro.

Con toda la energía que te aportaran estos alimentos, más vale que cojas la bicicleta y visites algunas de las actividades que se celebraran por toda la ciudad durante esta semana. Actividades pensadas, sobre todo, para los más pequeños y la familia.