Barcelona se abre camino a través del carril bici

24 de enero de 2018

En 2015, desde el Ayuntamiento de Barcelona se nos prometieron 308km de carril bici, actualmente la ciudad dispone de 184 km y aunque el objetivo para final de este año es menor que el inicial -233 de 308km-, el 89% de la población de Barcelona ya dispone de un carril a un máximo de 300 metros de sus casas.

El Ayuntamiento de Barcelona ya puede alardear de que en los últimos dos años se ha ampliado la infraestructura ciclista de la ciudad, mejorando también su seguridad. Algo primordial para promocionar el uso de transportes ecológicos y alternativos como la bicicleta.

Esta promoción ya se está notando, ya que según los datos del mismo ayuntamiento entre 2015 y 2016 la media de ciclistas urbanos en la ciudad aumentó un 14%.

Que el ayuntamiento siga apostando por la bicicleta es un trabajo de todos. Ir al trabajo en bici implica crear una rutina saludable, de mejora física y de beneficio ecológico para todo el medioambiente de la ciudad.

Nosotros no nos podemos sentir más felices de que cada día se trabaje un poquito más por que Barcelona sea una gran red para bicicletas 😊

 

El Carril bici en Catalunya sigue avanzando para una circulación más segura

25 de mayo de 2017

Las instituciones catalanas cada vez son más conscientes de la importancia que tiene este transporte para el futuro, por eso, cada vez invierten más para mejorar la seguridad de todos los usuarios ciclistas.

Antes de 2020 se habrán invertido entre 20 y 40 millones de euros para mejorar y ampliar el carril bici en Catalunya, así lo anunció Josep Rull, consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya. Este próximo octubre se abrirán las convocatorias de ayudas locales para los diversos ayuntamientos, consejos comarcales y diputaciones.

Estas inversiones se enmarcan en el crecimiento de los usuarios ciclistas habituales que ha superado todas las expectativas. Según la encuesta del Insitut Opinòmetre, encargada por el departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, un total de 190.000 personas han cambiado el coche o la moto por la bicicleta.

Una serie de cifras que no dejan de indicar que la bicicleta está aquí para quedarse. Los ciudadanos ya están haciendo el esfuerzo inicial del cambio y parece que las instituciones también se están puniendo las pilas para que esta transición sea segura para todos los usuarios y usuarias.

Nosotros no podemos dejar de imaginar un futuro en el que las calles de Barcelona, incluidas las de la Eixample, son pasajes limpios y tranquilos por dónde pasear y circular con nuestro transporte favorito. ¡Y parece que cada vez falta menos!