Que el calor no frene tus paseos en bicicleta por Barcelona durante las vacaciones

02 de julio de 2019

Aunque ya se ha desactivado la alerta por la ola de calor en Barcelona, las altas temperaturas nos pueden hacer dudar a la hora de salir de casa y aprovechar el día. Por eso aquí va un poco de guía para que puedas volver a pedalear con fuerza.

Fotografía de Khusen Rustamov en Pixabay

Por la mañana un combinado de la brisa de la playa y la sombra de los parques

Si vas a salir a pasear toda la mañana, igual es mejor que no te metas bajo la solana de l’Eixample de Barcelona. Hay algunas sombras, pero el calor acumulado, sobre todo, por los vehículos a motor, te va a hacer sentir muy cansado. Mejor que te vayas a la playita o que te instales en las refrescantes zonas verdes de los parques de Barcelona. La brisa o el frescor de las plantas te hará sentir mucho mejor. Deja la Sagrada Familia o las grandes obras modernistas de Passeig de Gràcia para la tarde, cuando ya haya caído un poco el sol.

Una ruta muy recomendada es la que va desde el puerto de Barcelona hasta Montjuïc.

Ponte a cubierto en algún bar o restaurante de tapeo

Las peores horas de calor son las del mediodía, así que, a esa hora aprovecha -especialmente si estás por la playa- para buscar algún bar o restaurante en el que refugiarte de los peores rayos de sol y así probar alguna de las delicias de la gastronomía barcelonense.

Un tour de tapeo nunca te decepcionará.

No dejes de hidratarte

Una hidratación continua, sobre todo, si nos movemos en bicicleta, es imprescindible para evitar mareos. Lleva contigo una botella de agua y échale un poco de limón exprimido, ¡te sentará genial!

Además, siempre encontrarás rápidamente una heladería para refrescarte con el sabor que más te guste.

Barcelona está disfrutando de una breve primavera, lo cual la hace perfecta para descubrirla en bicicleta

20 de febrero de 2019

¿Ya estás aprovechando estos días idílicos en Barcelona?

Fotografía de Walkerssk en Pixabay.com

Desde hace unas semanas, Barcelona y, obviamente, otras partes del territorio están saboreando unos días de temperaturas idílicas para disfrutar la ciudad en bicicleta. Lo que “profesionalmente” definiríamos como “ni mucho frío, ni mucho calor”. No te van a hacer falta muchas capas de ropa para notar el calorcito que te ofrece el ejercicio en bicicleta, pero tampoco vas a notar el pegajoso calor del verano.

Así que aprovecha tardes libres y fines de semana. Disfruta de los parques y jardines de la ciudad: el Parc de la Ciutadella, el Laberint d’Horta, Montjuïc, Collserola… Prácticamente cualquier zona de la ciudad cuenta con un espacio natural. Aunque si no buscas el frescor del verde, puedes aprovechar que aún no hay tantos bañistas valientes e ir a pasear por el Passeig Marítim. La Barceloneta es un espacio dónde, durante el fin de semana, difícilmente no vas a encontrar alguna actividad que valga la pena. Y si no la encuentras, las tapas que encontrarás por allí serán un maravilloso premio de consolación.

Aunque si lo que te gusta más es el shopping, nuestra propuesta es que aprovechando la gran red de carriles bicis visites los grandes mercados de Barcelona. Además de la gran oferta, sobre todo a nivel alimentario, que ofrecen son una gran obra modernista que no podemos dejar de visitar si nos interesa la arquitectura de Barcelona.

Este fin de semana no tienes excusa, sácale el polvo a tu bicicleta y ¡a pedalear por Barcelona!

El verano ya se ha instalado en Barcelona y aquí tenéis algunos trucos para convivir con él

28 de junio de 2018

Ya hace semanas que el aumento de temperaturas se hace más notable en Barcelona y el bochorno, a veces, nos vuelve un poquito vagos. Pero tranquil@s, la experiencia nos ha dado algunos truquillos para combatir la pereza y montarnos de nuevo en nuestra bicicleta.

Fotografía de Alex Blajan

La brisa de la playa y las sombras de los parques

Si vas a salir a pasear toda la mañana, igual es mejor que no te metas bajo la solana de l’Eixample de Barcelona, hay algunas sombras, pero el calor acumulado, sobre todo, por los vehículos a motor, te va ha hacer sentir muy cansado. Mejor que te vayas a la playita o que busques alguno de los imponentes parques de Barcelona, la brisa o el frescor de las plantas te hará sentir mucho mejor. Deja la Sagrada Familia o las grandes obras modernistas de Passeig de Gràcia para la tarde, cuando ya haya caído un poco el sol.

Ponte a cubierto en algún bar o restaurante de tapeo

Las peores horas de calor son las del mediodía, así que, a esa hora aprovecha -especialmente si estás por la playa- para buscar algún bar o restaurante donde refugiarte de los peores rayos de sol y así probar alguna de las delicias de la gastronomía barcelonense.

No dejes de hidratarte

Una hidratación continua, sobre todo, si nos movemos en bicicleta, es imprescindible para evitar mareos. Lleva contigo una botella de agua y échale un poco de limón exprimido, ¡te sentará genial!

Además, siempre encontrarás rápidamente una heladería para refrescarte con el sabor que más te guste.

Llega una racha de días calurosos en Barcelona y hay que cuidarse

Cada vez se nota más el calor en la ciudad de Barcelona y, aunque la bicicleta es un deporte muy saludable, hay que tener en cuenta otros elementos como la hidratación para evitar golpes de calor.

pexels-photo-13915-largeAunque las temperaturas aún no han llegado a las máximas del verano y hace muy buen tiempo para pasear en bicicleta, si vamos a ir con un poco de prisa, más vale tener a mano una bebida que nos permita mantenernos hidratados.

Recuerda que con el ejercicio nuestro cuerpo pierde agua, ya sea por el sudor o por la respiración forzada, así que no se te puede olvidar (sí, olvidar, porque en muchas ocasiones, con el estrés diario nos olvidamos completamente de hidratarnos y si haces ejercicio hay que beber agua incluso cuando no tienes sed), pues eso, se nos puede olvidar tomar agua o algún refresco isotónico.

Hoy en día, en muchos comercios, puedes encontrar envases (cantimploras de toda la vida) que mantendrán tu refresco a una temperatura adecuada y que podrás reutilizar durante mucho tiempo, ayudando al medioambiente y a tu bolsillo.

Llevar agua es imprescindible, pero sí quieres aportarle algunos beneficios más añádele un poco de limonada. El limón es un cítrico diurético, depurativo y antioxidante que le aportará a nuestra bebida un toque de frescura, el cual agradeceremos al final de una buena subida.

Ya ves que cuidarse es muy fácil, si haces ejercicio para mantener una buena salud no te olvides de la importancia de una buena dieta e hidratación.