La bicicleta, un instrumento capaz de inspirar obras de arte del tamaño de una ciudad

Obra de Stephen Lund en Strava art

Obra de Stephen Lund en Strava art

Ciclistas de todo el mundo dibujan figuras increíbles a través de sus GPS para después compartirlas. El llamado strava art.

En otras ocasiones hemos hablado sobre aplicaciones móviles como Strava o Endomondo que, además de ser muy buenas herramientas para mantenernos en forma con nuestra bicicleta, son nuevas redes sociales dónde compartir recorridos, tiempos que nos hacen sentir orgullosos, entre otras impresiones. Pero lo que quizá no imaginaban sus creadores a la hora de programarlas es que los usuarios le sacarían un provecho más artístico utilizando las rutas que quedan marcadas en las calles por donde circulan.

Tal y como predice la expresión “mente sana in corpore sano” hay una relación muy estrecha entre la riqueza de nuestra mente y el entrenamiento de nuestro cuerpo.

Por eso queremos hacer referencia a este (creemos que ya se puede llamar así) “movimiento” que sacándole provecho a las nuevas aplicaciones digitales ha convertido ciudades en grandes lienzos.

Obra de Stephen Lund en Strava art

Obra de Stephen Lund en Strava art

Ciclistas de todo el mundo planifican y preparan un recorrido que dará como resultado una imagen (algunas de ellas realmente complejas) que finalmente compartirán con amigos e, incluso, con el resto del mundo.

Si te estás planteando un nuevo reto este es el mejor para mezclar deporte, arte y nuevas tecnologías.

Del Gótico al Modernismo, todas las caras de la histórica Barcelona en un tour

¿Qué mejor forma de descubrir la historia de Barcelona que a través de su arte y arquitectura?

697px-Barcelona,_Església_de_Santa_Maria_del_Mar-PM_06423

Fotografía Basílica Santa Maria del Mar, de Paul M.R. Maeyaert

Bàrcino fue el primer nombre de la ciudad en su fundación durante la época romana. En el período medieval se convirtió en una importante capital y diversas obras románicas fueron reconstruidas para dar paso al gótico. Muchas de estas creaciones, como el Mercado del Born o la iglesia de Santa María del Mar, aún las puedes ir descubriendo dándote una vuelta por las calles de la ciudad.

Pero los siglos de historia de Barcelona nos han dejado muchas más obras de arte, como las modernistas que nacen de uno de los movimientos artísticos más importantes en la capital y en Catalunya. En la ciudad encontraremos, perfectamente conservadas, obras como el Palau de la Música, La Pedrera, la Casa Batlló o, popularmente conocida por seguir en construcción, la Sagrada Família.

Casi todas estas obras arquitectónicas las podemos conocer durante una mañana en bicicleta. Las estrechas calles del barrio del Born, una de las partes más importantes del distrito de Ciutat Vella,  están llenas de secretos que debes descubrir si quieres conocer esta parte gótica de la ciudad. En l’Eixample, centro muy importante a nivel comercial, llegaremos al cambio con grandes calles anchas en las que se encuentran las famosas obras modernistas.

Aprovecha tu viaje y vive de cerca la historia de Barcelona pedaleando por sus calles.