Que el calor no frene tus paseos en bicicleta por Barcelona durante las vacaciones

02 de julio de 2019

Aunque ya se ha desactivado la alerta por la ola de calor en Barcelona, las altas temperaturas nos pueden hacer dudar a la hora de salir de casa y aprovechar el día. Por eso aquí va un poco de guía para que puedas volver a pedalear con fuerza.

Fotografía de Khusen Rustamov en Pixabay

Por la mañana un combinado de la brisa de la playa y la sombra de los parques

Si vas a salir a pasear toda la mañana, igual es mejor que no te metas bajo la solana de l’Eixample de Barcelona. Hay algunas sombras, pero el calor acumulado, sobre todo, por los vehículos a motor, te va a hacer sentir muy cansado. Mejor que te vayas a la playita o que te instales en las refrescantes zonas verdes de los parques de Barcelona. La brisa o el frescor de las plantas te hará sentir mucho mejor. Deja la Sagrada Familia o las grandes obras modernistas de Passeig de Gràcia para la tarde, cuando ya haya caído un poco el sol.

Una ruta muy recomendada es la que va desde el puerto de Barcelona hasta Montjuïc.

Ponte a cubierto en algún bar o restaurante de tapeo

Las peores horas de calor son las del mediodía, así que, a esa hora aprovecha -especialmente si estás por la playa- para buscar algún bar o restaurante en el que refugiarte de los peores rayos de sol y así probar alguna de las delicias de la gastronomía barcelonense.

Un tour de tapeo nunca te decepcionará.

No dejes de hidratarte

Una hidratación continua, sobre todo, si nos movemos en bicicleta, es imprescindible para evitar mareos. Lleva contigo una botella de agua y échale un poco de limón exprimido, ¡te sentará genial!

Además, siempre encontrarás rápidamente una heladería para refrescarte con el sabor que más te guste.